Orden y Disciplina en la Europa Viril

$170.00

Costo:

México 170 MXN

 

 

Categoría: Etiqueta: Product ID: 12541

Descripción

Toda sociedad se rige por un determinado Orden, establecido mediante parámetros de corte filosófico (del que subyacen las ramificaciones culturales, artísticas e ideológicas) y otro de tendencias metafísicas (del que derivan carácter y comportamiento, ética y estilo) que navegan entrelazados en simbiosis total.

Los pueblos de estirpe Indoeuropea no escapan a tal regla. Por el contrario, precisan de un Orden implantado bajo la Viril tutela de la Jerarquía y la Disciplina de sus ciudadanos, conceptos actualmente reducidos a un plano meramente militar y ocultos a los ojos del entendimiento y la sabiduría popular con la insana intención de alejar al ciudadano de ideas Tradicionalmente ligadas a su sangre. Ideas que puedan desembocar en un mar de inquietudes que no pueden más que ser interpretadas como “filo-fascistas”.

Es la intención del presente opúsculo revelar como única solución para nuestras decadentes sociedades el reencuentro con las posiciones estrechamente ligadas a la Tradición Popular Indoeuropea, amparada por el sentido de Orden (Jerarquía y Disciplina) y el concepto Viril de la vida.

La virilidad, la milicia, el heroísmo, el sacrificio… son virtudes que se pierden en el tiempo. Son cualidades que han caminado en paralelo con la estirpe europea.

PRÓLOGO A LA TERCERA EDICIÓN

Debo empezar diciendo que ni en mis más extraordi­narios sueños pensé que el libelo que el lector tiene sus manos llegase a reeditarse por tercera vez… El editor de esta obra me ha insistido reiteradas veces para que amplíe el texto pero siempre me he negado a ello porque opino que este no era un texto para convertirse en libro de cabecera de nadie, aunque parece que así ha sido-

La intención siempre fue y sigue siendo mucho menos pretenciosa, queriendo solo servir de manual para un grupo reducido de gente aunque, por lo visto, tras dos ediciones en las Españas y una en México, igual es cierto que se ha tomado el escrito con cierta relevancia-

Ante ello y para reforzar mi negativa a expandir un texto que no necesita de más agregados (o así lo entiende un servidor) para cumplir su cometido, he accedido de grado a prologar yo mismo esta definitiva edición de Orden y Disciplina en la Europa Viril.

En un momento en que el Inconsciente Colectivo y la psique se hallan inmersos en la más profunda depre­sión, cautivados por la inactividad y la desidia, por el deseo de lo ajeno y el carácter más burgués y acomo­dado…

En un instante en el que los pocos Hombres de Espíritu queman sus últimos cartuchos en acciones tan bañas e inútiles como dignas de elogio por su implicación vivencial, tales como son las acciones políticas o los reductos asociativos que reivindican toda clase de memoria histó­rica denostada…

Esta tercera edición aboga por la construcción del Hombre Nuevo, lejos de definiciones y refritos ideológi­cos tanto como de renuncias cobardes a lo social y políti­camente proscrito y reclama la vía de la acción en todo su esplendor, recuperando lo recuperable y haciendo de nuestra idea un ente vivo que se desarrolla según los tiempos que vivimos.

Es necesario retomar los postulados que la historia ha desterrado y pisoteado con ayuda de la infame Revolu­ción Francesa. Es preciso recuperar y actualizar la filoso­fía greco-romana y los valores europeos de la Edad Media.

El Hombre requiere de una re-virilización y la Mujer precisa re-feminizarse. Urge abrazar aquellas tintas mortales que hicieron de la Guerra un Arte y del Arte una forma de Estado…

Política, Arte, Cultura, Tecnología, Técnica, Acción… Todas ellas con mayúscula forman parte integral de un Todo militante que requiere su unidad activa, lejos de una opción individual definida. Escueta e insuficiente es, pues, la actividad en uno solo de esos campos.

La Revolución Social requiere de una Revolución Intelectual previa que le de empaque y sustento, de una élite militante que la guíe., de una aristocracia natural que la transmute en Metapolítica, de una base militante voluntariosa, sana, formada, joven y deportista que cubra con su esfuerzo y sacrificio las necesidades de esta y, por último, necesitará de una agrupación política que de aspecto social y público a lo anteriormente fraguado… ¡pero jamás aparecerá antes! de modo que no sirva de freno estético a la Revolución.

Siempre he sostenido que este es un momento de supervivencia, no de revolución, pero a esta afirmación certera cabe una matización que identifique Revolución con Revolución Social pues si es el momento de otra revolución:

 

PRÓLOGO

 

Toda sociedad se rige por un determinado Orden, establecido mediante parámetros de corte filosófico (del que subyacen las ramificaciones culturales, artísticas e ideológicas) y otro de tendencias metafísicas (del que derivan carácter y comportamiento, ética y estilo) que navegan entrelazados en simbiosis total.

Los pueblos de estirpe Indoeuropea no escapan a tal regla. Por el contrario, precisan de un Orden implantado bajo la Viril tutela de la Jerarquía y la Disciplina de sus ciudadanos, conceptos actualmente reducidos a un plano meramente militar y ocultos a los ojos del entendimiento y la sabiduría popular con la insana intención de alejar al ciudadano de ideas Tradicionalmente ligadas a su sangre. Ideas que puedan desembocar en un mar de inquietudes que no pueden más que ser interpretadas como “filo-fascistas”.

Es la intención del presente opúsculo revelar como única solución para nuestras decadentes sociedades el reencuentro con las posiciones estrechamente ligadas a la Tradición Popular Indoeuropea, amparada por el sentido de Orden (jerarquía y Disciplina) y el concepto Viril de la vida.

La virilidad, la milicia, el heroísmo, el sacrificio, son virtudes que se pierden en el tiempo. Son cualidades que han caminado en paralelo con la estirpe europea. Evidentemente, como toda cualidad, si no se cultiva, sin no se trabaja, acaba adormeciéndose, relajándose.

Esto es lo que pasó en los años 20-30 hasta las llegadas de las primeras revoluciones habidas en Europa (italiana primero, alemana después) en este periodo es donde centraré este pequeño estudio. Ahora en el 2008 también se está viviendo como en ese período del 20 al 30, o peor.

Una juventud idiotizada, la tecnología en vez de descargar al hombre de trabajos y en su beneficio, es utilizada para sodomizar más a la gente de lo que está, para dominarla. El joven así, en un elevado porcentaje, -basta darse una vuelta a las 7 de la mañana en zonas de discotecas que no cierran en toda la noche para ver que cada día esta juventud es más esclava de bajas pasiones-, vive para el fin de semana, a poder ser de un tirón y sin dormir, pasarlo embutido de drogas, bailando ritmos africanos y “apareándose” con toda hembra que sea posible.

No creen en Dios alguno, no creen en su Nación, no creen en ningún Ideal elevado. Es el Imperio del Mundialismo hecho carne, hijos del nihilismo mundialista.

Pero por su sangre, en su interior, en su alma, su estirpe, tengo confianza en que se alzarían al grito, a la llamada de la Virilidad, del Idealismo, del Heroísmo. Para ello debería de haber un sector de la juventud como la de los años 30, esa nueva juventud del Orden Nuevo, les hiciesen ver sus auténticas cualidades, darles una ilusión.

En Europa la Virilidad, el Heroísmo, las grandes empresas siempre han existido. Basta recordar la grandeza de Roma, la Roma del Imperium, consiguió una duradera unión en Europa, ¡unidos por un mismo nexo! ¡Qué contrapuso Roma al mundo aquel que vivía Europa antes de ellos! Su idea de Orden, de Virilidad, de Heroísmo, Grandeza, hasta que acabó por diversos factores en una total decadencia.

 

Con Grecia sucedió lo mismo

Lo malo de la historia europea es que cuando se infiltran elementos ajenos a nuestra estirpe europea, en la tierra se producen también las peores bestias, como la Revolución Francesa, el Comunismo, el Capitalismo….

Este libro es un llamamiento a la reflexión, un canto a esa máxima que es la Virilidad que ha hecho en los movimientos ideológicos de Europa auténticamente revolucionarios un auténtico punto angular de sus actuaciones así como un imprescindible estereotipo estético.

Cuando califico de imprescindible el estereotipo estético que hicieron suyos estos movimientos europeos, lo digo razonado en que nadie podrá negar que actuaron de forma magnética hacia la juventud y hacia el pueblo que en ese estereotipo estético intuyó la solución a las enfermedades que corroían la vida política europea cuando en sociedades como la alemana o la española, parlamentos marxistas llenaban la vida del pueblo, de anarquía sin Orden, corroyendo todos los valores viriles que son propios a la cultura Indoeuropea.

La Fe era extirpada del seno del pueblo producto de la infecta Revolución Francesa (madre del marxismo y de la anarquía}. El Indoeuropeo, no ha querido nunca eliminar su vida espiritual, pagana, protestante católica, pero siempre con miras metafísicas y elevadas. La vida castrense, la milicia era vapuleada y ninguneada pues según los liberales marxistoides eran escuelas retrogradas y caducas.

Cuando la familia, núcleo inicial de un orden europeo, era desintegrada, negando incluso hasta la autoridad paterna, dando unas falsas igualdades e intentando convertir el sagrado núcleo familiar en baratos lupanares.

Cuando la producción de un país era un difícil resultado de una bárbara lucha entre clases, en busca solo de los fines bastardos del marxismo pues, como se vio mas adelante, no fueron ellos precisamente los que dignificaron la vida del trabajador.

Cuando en Las Españas, la escala mas baja del pueblo, la auténtica hez social, se erigió ni más ni menos que como élite, la que haciendo controles en las carreteras, controles de “Trabajadores”, se dedicaban a cobrar ¡impuestos a los pobres ciudadanos! porque si.

Y si te veían con una pequeña posibilidad de ser Fascista, de decidir quién vive y quién no, tres cuartos de lo mismo, pues como no va a ser para el ciudadano europeo decente el estereotipo viril que antes citaba un soplo de aire fresco que aliviase lo que veía.

Frente a la decadencia absoluta que se vivía, aquellos hombres uniformados, en marcial desfile, con bizarras poses viriles, suponían tan solo al mirarlos la Esperanza, el Orden frente al caos, el Espíritu Ario contra la barbarie.

La sana juventud europea, veía en ese Orden, en esa forma de vivir en milicia, un potente foco de atracción que le hacía creer ciegamente en la ideología que ello representaba aún sin haber leído prácticamente su ideario, pero esa virilidad, ese Orden, era la antítesis de lo que el hombre honrado distinguía como el mal, como el caos.

Ese foco de atracción era poderoso no solo para el pueblo llano, lo era igualmente para la élite, para los intelectuales si no observen estas bellas palabras de Robert Brasillach:

“A través de nuestros viajes y lecturas, cuando todavía no había sonado la campana de la movilización, íbamos a través de Europa, al azar de nuestras vacaciones de estudiantes y periodistas y veíamos subir alrededor nuestro el fascismo inmenso y rojo, con sus olas de banderas desplegándose bajo los proyectores, las canciones de primavera y de sacrificio, los jóvenes mártires jamás olvidados, los campamentos y la juventud”

“Como puede ver el lector, Brasillach, queda enamorado de lo que ve, prendado de la estética Viril que chocaba estridentemente con la anarquía afeminada del marxismo y sus liberales amigos capitalistas. Es una onda de choque, frente a el individualismo, la cobardía de “tu escaquéate de todo, para que”… “saca todo lo que puedas sacar”… “milicia ¡para qué! Que pringue otro” se le contrapone lo que a Brasillach encandila, se habla de bandera (“patria-revolución”) se habla de campamentos (milicia) sacrificio, martirio, juventud… en definitiva cualidades viriles.

En Alemania, la juventud no dedicaba su tiempo y lucha a formarse en un plano literario, como solemos hacer hoy en día absorbiendo infinidad de libros sobre filosofía, nacionalsocialismo, fascismos varios etc.

Quizás no habían leído nada, pero ellos, cuando veían a las Juventudes Hitlerianas desfilar en Orden Marcial, uniformados, con banderas, idealistas y haciendo gala de un motivo superior de existencia, escuchaban el grito de su sangre que les decía, “ve tú también, sé como ellos, únete”.

Fíjese el lector que estos movimientos tan solo le daban a cambio, pago espiritual, nada material, el joven recibía del trueque honor, virilidad y empresa de lucha por su Patria y Revolución.

Y todos acudían llenos de entusiasmo. Las llamadas que atraían al joven combatiente europeo era una llamada cargada de absoluta espiritualidad, leamos a continuación el aviso-llamada cargado de espiritualidad poética de José Antonio, que por proximidad local, puede resultamos familiar:

“Estad seguros de que este ímpetu nuestro triunfará al cabo. Veremos cuantos se apresuran a ponerse camisas azules, pero las nuestras tendrán la virtud de que les broten de los hombros alas de Imperio.”

En este texto José Antonio no promete tesoros, ni materialismo alguno, aún advierte que de triunfar su revolución muchos correrán a uniformarse, pero los uniformes que han luchado virilmente desde el primer momento, a esos, les brotarán alas de Imperio, serán dignos hombres del Imperium Europeo, de la civilización a la que mucha gente ha olvidado que tenemos la misión de mantener, nosotros sus creadores, los europeos.

El hombre Indoeuropeo y las revoluciones que sacudieron Europa en los años 30 clamaban por una vuelta a la virilidad, una vuelta a la milicia, el mismo José Antonio, nos deja una frase que define perfectamente este sentimiento, este hombre europeo cansado del caos y de la infamia que se respiraba en los parlamentos plutocráticos, esto no es nuestra forma de ser, no es viril, ni europea: “Nuestro sitio está al aire libre, bajo la noche clara, arma al brazo, y en lo alto, las estrellas”.

Puro canto a la virilidad de la milicia del combatiente Indoeuropeo.

Estas frases, estos uniformes, estas promesas de recibir a cambio de algo por lo que creer, algo por lo que luchar, esa vuelta a la virilidad, al honor, encandilaba a la juventud, grandes escuelas como eran ni mas ni menos que las escuelas de la SS ofrecían una formación impecable a sus hombres, cultura + milicia, una disciplina férrea total, el S. Manfred Roeder, estuvo en una escuela de élite de la SS y me comentaba que: “En estas escuelas, se nos ponía un examen, y el profesor se iba al jardín a dar un paseo, vigilar, copiar, eso era IMPOSIBLE… a ningún alumno se nos hubiera ocurrido hacer esa bajeza”. Era una autentica escuela de HONOR.

Podrían pasear orgullosos, el uniforme más hermoso que había en Europa, el uniforme negro con la runa de la Victoria, pero a cambio de… una absoluta, total y sin fisuras aptitudes de ENTREGA, SUFRIMIENTO, SACRIFICIO, y en la guerra, el primero a dar la vida, sin retroceder, a dar la vida antes que el deshonor, y sin pensárselo. Pensar que todo ese esfuerzo surgía del voluntariado propio y del concepto de auto disciplina del joven no produce más que anhelo y se tenía que decir que NO a muchísimos jóvenes, que marchaban a casa con lágrimas en los ojos de no poder servir en el cuerpo mas fuerte y disciplinado de la gran revolución nacionalsocialista.

Igualmente pasó con todas las Waffen SS europeas en la gran cruzada contra el Bolchevismo Ruso, en el estado español, sin ir mas lejos, la División Azul era de carácter heroico donde un puñado de españoles decidían dar su vida en la otra punta de Europa a cambio de honor, de virilidad, de milicia y lucha, a cambio de sufrimiento, frío, de añorar a los suyos, pero vaya, había que poner hombres haciendo los alistamientos con los ojos bien abiertos, pues eran innumerables los jóvenes menores de edad, que pretendían ir a la lucha. Así en todos los países de nuestra gran patria europea.

Era el punto en el que giraba el intelecto y la acción. Observen lo que decía Joseph Goebbels: “No estamos sobre la tierra para atestarnos el cráneo de conocimientos. ¡Todo esto es secundario cuando queda desligado de la vida!¡Tenemos que cumplir nuestro destino!. Educar gente con agallas, eso debería ser la misión de las casas de altos estudios”

Y el genio de Joseph Goebbels enarbola toda la razón del mundo, no se educa a los jóvenes para tener agallas y, en consecuencia, cuando vienen los problemas el militante se asusta.

A nadie se le ocurre enseñar a que con la lucha va el sacrificio, y el dolor muchas veces junto a los problemas, en estos tiempos eso no se dice, el sacrificio, el valor, el aprender a dominar el miedo son actitudes relegadas a un tercer y cuarto plano generalmente inexistentes. Todo ser humano tiene miedo,  de no tratarse de un loco temerario,  la cuestión está en señalarlo y conducirlo, en juntar ese dominio con un férreo adoctrinamiento, uno va con el otro, así se crea un militante fuerte, dispuesto a ganar vencer gigantes-molinos y a recuperar para su pueblo y su raza el tan ansiado Imperium.

Eso y nada más constituyen los pilares de la Formación Integral, La virilidad es innata al Indoeuropeo, simplemente hay que educarla y encauzarla.

Tenemos, cuanto menos, que reflexionar este punto que el genial organizador de una revolución, Goebbels, nos enseñó, ¡Cómo adoctrinamos a un militante revolucionario europeo!

Pues ni más ni menos como dice Goebbels, atestamos de libros sus mentes, importantísimos pero también debe darse una educación viril, caminar por el sacrificio y por la idea, saber que la lucha también trae disgustos graves, problemas, pero el premio vale la pena,…

El premio es la fidelidad, el honor de luchar por algo, el no sumergirte en este pantano de inmundicia que es la sociedad actual en la que el hombre se convierte en un animal esclavo de vicios y placeres. El lema a aplicar es “Vale quién Sirve”.

Nadie deberá interpretar esta virilidad, con una violencia gratuita e innecesaria, eso sería de necios, se debe de educar esa virilidad y ese auto-control de tus emociones pues la grandeza del hombre europeo está en el dominio y alzamiento de la Voluntad. Esto hay que planteárselo como una necesidad de superación como persona.

El futuro hombre revolucionario no podrá ser un hombre afeminado por pacifismos, ni podrá ser un hombre esclavo de sus bajas pasiones. Habrá de educarse y educarlos en el cultivo de la única cultura europea, alejarlo de músicas ajenas a nuestra sangre, de espectáculos decadentes, de vicios y formas de diversión indignas de un hombre de ese Imperio llamado Europa.

Al igual que se hizo en los años 30, en que la juventud sumergida en el nihilismo, la mas feroz anarquía, con una inversión de valores escandalosa, que es lo que vivimos ahora, hay que contraponer, al hombre de milicia, viril, sacrificado que igual que sedujo con un potente magnetismo a la juventud de aquellos años, estoy seguro que los jóvenes de hoy, a pesar de todo, muchos caerían prendados de la Estética Viril, por una simple cuestión, eso solo lo entiende su sangre.

 

Oscar Panadero

 

EL AUTOR

 

Oscar Panadero García, de nacionalidad española y origen húrgales por parte de ambos progenitores, nació el 8 de octubre de 1977 en Barcelona (España).

Hijo y sobrino de militantes políticos de izquierda y nieto de Falangistas, se crío en un ambiente de discusión política continua que le llevó desde muy temprana edad a indagar sobre el plano de las ideas en los más diversos ámbitos a fin de poder participar de ese modo en las tertulias de sobremesa hogareñas.

Siendo solo un niño de trece años de edad y no habiendo encontrado su Yo ideológico pese a haber consumido gran parte de las bibliotecas de sus mayores (falangista, anarquista y comunista), accede por medio de un amigo de la familia a su primer libro encuadrable en la denominada como Tercera Vía: ¡Arriba Europa! de Jean-Francois Thiriart. De este modo descubre el ¡oven infante una nueva línea de pensamiento para él completamente desconocida: los llamados movimientos nacional-revolucionarios. En esa misma línea consumió lo que sería su primera base formativa. La excelente revista Joven Europa y la colección Hespérides.

Pese a la atracción sentida por el ambiente encontra­do, la búsqueda impasible y la lectura incansable hacen que el adolescente, a sus 15 años, se adentre de pleno en l.i concepción nacionalsocialista, en la que se encuadrará definitivamente durante el resto de su vida y hasta el día de hoy, entregando el 200% de su tiempo existencial. El ímpetu formativo con el que se abalanza sobre los asuntos integrales que comprenden la cosmovisión Hitleriana hacen que incluso opte por abandonar sus estudios, hasta entonces sobresalientes, para dedicarse en pleno a la formación autodidacta en todos lo campos. Sus docentes, alarmados por la situación, dialogan enca­recidamente con sus progenitores para que medien a este particular pero la respuesta del muchacho es taxa­tiva: no claudicará ante una escuela que le obliga a memorizar, creer y repetir afirmaciones que ya sabe falsas. Para paliar esa falta, Oscar entregará gran parte de su adolescencia a la auto-formación empujado por el marcado espíritu castrense y disciplinario que le guía en todo instante.

Militante activo desde su más tierna juventud, pasa por las filas de los más diversos ambientes social-patrióticos desde las filas del Nacionalismo Revolucionario de Alianza por la Unidad Nacional o la línea de pensa­miento promulgada por el grupúsculo “Estado Nacional Europeo”, hasta asociaciones de las que a día de hoy guarda muy grato recuerdo como la de Alternativa Euro­pea, el Movimiento Social Republicano y, posteriormen­te, tras el regreso de su periplo legionario, el Círculo de Estudios Indoeuropeos, asociación nacionalsocialista de ética y estilo intachables que marca un punto y seguido en su trayectoria personal.

De espíritu inquieto y carácter viril, indomable e inflexible, asciende en la asociación a Delegado de su Comunidad Etnica (Gothalaunia) en CEI llegando a ser propuesto por la Junta Directiva para suceder en la presidencia al entonces Presidente Don Ramón Bau.

Al margen de su actividad militante, dedica su vida íntegra al nacionalsocialismo vendiendo su hacienda y dejando su empleo estable como coordinador en una de las empresas automovilísticas más importantes del Esta­do a fin de cumplir con su deber montando una estruc­tura pública que se convierta en nuevo baluarte de la generación militante a la que pertenece tal y como hizo Librería Europa en tiempos de CEDADE. Así, en enero de 2003 nace Librería Kalki.

Medio año después de su inauguración y a sabiendas de que ello suponía la ruina económica y un más que posible encontronazo judicial (habiendo sido advertido de ello por reiterados cantaradas y mentores suyos) la policía autonómica de Cataluña, irrumpe en las depen­dencias de la librería iniciándose un proceso contra el establecimiento en el que también esta implicado Don Juan Antonio Llopart como redactor y dueño de Edicio­nes Nueva República.

A finales de 2003, gestiona con un amigo suyo de la población en la que reside junto a sti núcleo familiar, la creación de Agrupación de Defensa Forestal encuadrada dentro de Protección Civil en Olesa de Montserrat. En ese proyecto subyace la idea de crear una división de rescate canino pues es ese su gran estímulo, fuera de lo puramente ideológico y su vocación laboral personal.

Transcurrido un año de la intervención y habiendo reabierto la librería tan solo un instante después de salir de los juzgados al prestar declaración por lo antedicho, los Mossos de Escuadra irrumpen nuevamente en su domicilio paterno y nuevamente en su negocio y tras­tienda del mismo (trastienda cedida libre y voluntaria­mente al CEI como local social) ésta vez interponiendo acusación contra el Círculo de Estudios Indoeuropeos, incluyendo en las intervenciones como imputados en el proceso esta vez a Don Ramón Bau como Presidente del CEI y a Carlos García sin razón aparente alguna, bajo la acusación infundada e irreal de ser “sub-Delegado de Gothalauniacargo inexistente en la asociación.

Aun así, la Librería reabre sus puertas con gran esfuerzo económico hasta que, sin poder sostener por más tiempo la deuda contraída por las reposiciones de material y los gastos procesales, Kalki cierra sus puertas con gran pesar pero de forma voluntaria.

Por otra parte, CEI se reestructura en 2004 tras la marcha de Ramón Bau a tenor del proceso sufrido y es Oscar el encargado de reorganizar la asamblea de com­promisarios, valorar la situación y designar una nueva Junta Directiva de la cual, se nombra como presidente a Don Antonio Vicedo dada la imposibilidad de que el biografiado acate cargo alguno mientras perdure el proceso iniciado.

Entre 2003 y 2004 expone diversas conferencias en la Univesitat de Barcelona (UB) y la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) sobre Filosofía, historia y etiología (esta última cuestión es su gran pasión, que conjuga con la práctica deportiva de competición en el plano de las Artes Marciales Mixtas).

Oscar, debido a la situación personal devenida en virtud de los procesos (pese a que cuenta incondicional- mente con la ayuda de grandes amigos y cantaradas) tan­to en lo laboral como en lo económico, decide trasladar­se a Madrid para buscar fortuna en la capital del Estado dejando familia, pareja y amigos. A ésta situación se suma que la Comunidad Étnica de Castilla se encuentra sin cabeza dirigente alguna de modo que, con su trasla­do, asume la responsabilidad de Delegado de CEI-

Castilla y abre un nuevo local en la capital del Estado. Durante el verano de ese año se decide en asamblea la disolución de la asociación por haber sido puesto en duda su estatus de legalidad, premisa de obligado cumplimiento para la fundamentación de los pilares del Círculo de Estudios Indoeuropeos.

Poco después, se decide crear una nueva asociación que no incurra en los errores legales de CEI mantenien­do sus mismos principios inmutables: ser referente del nacionalsocialismo ético, serio y legal en Las Españas. Así nace el Centro de Investigaciones Sociales Nova Europa del que Oscar fue nombrado Responsable de CISNE-Castilla, Responsable de Formación y Nuevas Adhesiones y Responsable de Relaciones Externas y cuyo presidente es Rafael liorna, antiguo amigo y camarada de años anteriores del mismo.

Dedicado en Cuerpo y Alma a su lucha por el nacionalsocialismo, contrae matrimonio gnóstico (acor­de a sus creencias metafísicas) mediante Rito Tradicio­nal Iniciático, delante de un gran número de cantaradas y amigos suyos en un ritual solemne y sobrio al tiempo que austero y marcial.

Una serie de sucesos marcan su etapa militante en CISNE y toma la determinación de, tal como hizo l’ilippo Tommaso Marinetti en su Manifiesto Futurista, adoptar una posición estética agresiva para atajar un problema importante que latía en el seno de la Direc­ción de CISNE. De ese modo nace su primer trabajo público firmado: “Cabalgar la Walkyría” encuadrado en la colección “Ensayos para la Reflexión”y editado dentro de la asociación. Poco después pasa a ocupar funciones como la de webmaster, articulista y redactor de la colec­ción citada, Responsable de Seguridad Interna y otras muchas funciones convirtiéndose en el hombre de mayor peso moral dentro de la entidad tanto por su experiencia como por su trayectoria intachable. En el verano de 2008 y con la inesperada y lamentable baja voluntaria de Don Rafael Borna, se nombra como Presidente de CISNE a un militante de base: Don Jordi Bonell.

Durante su estancia en Madrid realiza diversas ponencias en la Universidad Complutense y la Universi­dad Autónoma de Madrid así como en la Universidad de Alcalá de Henares sobre los más diversos temas.

Su etapa madrileña culmina en febrero del 2010 cuando es citado para los días 2, 3, 4 y 5 de marzo a comparecer ante la Audiencia Provincial de Barcelona para ser juzgado en el proceso por la Librería Kalki y CEI junto a sus viejos cantaradas. La sala décima de la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a Joan Antoni Llopart a dos años y medio de prisión, a Carlos García Soler a tres años y tanto a Ramón Bau Pradera como a Oscar Panadero García a tres años y medio de cárcel. Frente a dicha condena se interpuso recurso de casación ante el Tribunal Supremo que, a fecha 3 de Junio de 2011 se ha resuelto dictando absolución sin cargo para los cuatro imputados. No obstante, cabe recurso de amparo frente al Tribunal Constitucional, derecho al que se han adherido la Fiscalía de Barcelona y la Asociación Israelita de España. El Recurso se interpuso pero el Tribunal Constitucional sentenció rati­ficando la absolución otorgada por el Tribunal Supremo ordenando también la devolución de los efectos incauta­dos.

Por discrepancias con la actual Junta Directiva del Centro de Investigaciones Sociales Nova Europa y su política aperturista y populista, Oscar Panadero decidió abandonar sus filas en 2009 para continuar en varios proyectos individuales de carácter formativo y deportivo. Junto a él, 1111 amplio número de sus fieles camaradas abandonaron voluntariamente la asociación de la que eran correligionarios para hacer costado a Oscar en su nueva etapa. Los que le eran fieles o estaban en su misma línea ideológica y 110 marcharon de CISNE por propio pie fueron expulsados de la asociación como represalia y castigo. Pese a ello, Oscar manifiesta en todo momento su gratitud a la entidad y preserva su buen nombre pues, como hija suya que es, no le desea mal alguno.

Actualmente reside de nuevo en su Catalunya natal habiéndose reincorporado de forma totalmente volunta­ria al servicio de su Comunidad por medio de la asocia­ción ADF que él mismo creó en 2003 y se dedica a la cría eugenésica canina del Dogo de Burdeos y al adies­tramiento de rescate. También, en el campo de la do­cencia y el deporte Oscar ha logrado destacarse situándose como instructor de Artes Marciales Mixtas (MMA) y acondicionamiento físico dirigiendo la Sección “Puro Impacto” del equipo con más proyección internacional de Las Españas: MMA BARCELONA TEAM.

En Abril de 2009 prologa la obra La Práctica de la Antigua Masonería Turca de Rudolf von Sebottendorf, la primera obra publicada por Ediciones Camzo.

Seguidamente el 12 de julio de 2009 publicó su segunda obra titulada Orden y Disciplina en la Europa Viril, inaugurando así la Colección Hombre Nuevo de Adiciones Camzo, que ha tenido muy buena acogida siendo reimpresa en varias ocasiones, publicándose una segunda edición en México por Ediciones Ur, así como la actual y definitiva presente tercera edición mejorada y ampliada, editada de nuevo por Ediciones Camzo.

En 2010 aparece la obra Tratado para la Educación de la progenie, la cual es prologada por Oscar, obra fundamental que se convierte en una guía para educar a los padres sobre como y que enseñar a los hijos para que adopten posturas y valores propios del nacional­socialismo. La obra se editó bajo el sello editorial de Ediciones Camzo nuevamente.

Oscar compagina su labor literaria, deportiva y profe­sional con la formativa, que no ha abandonado jamás, impartiendo conferencias, seminarios y cursos de forma­ción a aquellos camaradas que se aproximan a su entor­no. En este momento trabaja en un nuevo libro del que no quiere desvelar el contenido pero que promete ser tan polémico como él mismo o su blog personal Tras la creación del Hombre Nuevo. También ultima los deta­lles de un libro que recoge sus vivencias, experiencias y reflexiones en su particular Camino de Santiago en su vertiente francesa, que realizó en Abril del presente 2012 y que saldrá en breve bajo el título “Mi Camino a ítaca”.

Información adicional

Peso 225 g
Pasta

Blanda

Paginas

128

Autor

Oscar Panadero