El revisionismo para gente normal

$180.00

Costo:
México 180 MXN
América 11 USD
Europa  10 €

Author: B.R.
Categoría: Etiqueta: Product ID: 2672

Descripción

Durante bastantes años hemos discutido o hablado con muchas personas normales, no politizadas ni instruidas en temas políticos o históricos, sobre el famoso tema de los ‘Seis millones’.

Una de las cosas que hay que comprender es que los libros y razonamientos revisionistas no están dirigidos a este tipo de público.

La gente normal no sabe seguir los razonamientos científicos, técnicos y detallistas del revisionismo científico actual. Es como intentar explicar a un profano qué es la energía nuclear: entiende que hay bombas atómicas y centrales nucleares, pero no como van por dentro.

Es por ello que siempre he creído que sería preciso escribir un texto de ‘revisionismo para la gente normal’, en base a razonamientos sencillos y básicos.

No creo que el tema revisionista sea complejo de transmitir a las personas profanas, siempre que se tengan en cuenta algunas bases de la psicología de multitudes y no se caiga en el error de dar por supuestas muchas cosas que pueden omitirse en un estudio profundo del tema para especialistas, y al mismo tiempo no olvidarse de reflejar temas que no aparecen en los escritos especializados de historia revisionista pero que son básicos para la gente normal.

En este texto pretendo exponer algunas de estas bases sencillas, pero a veces a olvidadas, del tema, por lo evidente a veces, por lo delicadas en otros casos.

INTRODUCCIÓN

¿VALE LA PENA TRATAR ESTE TEMA?

En el capitalismo la mentira no es solo un medio de poder, es la normalidad del Sistema

Muchas veces he dicho que del revisionismo no nos debe interesar tanto los hechos que niega o afirma como su LUCHA POR LA VERDAD. No importa tanto las conclusiones como el hecho de luchar contra la Inquisición demo-liberal, contra ese odio y furor uterino de los sionistas para imponer una nueva religión de Fe, la versión ‘oficial’ sionista de lo que pasó en la Segunda Guerra Mundial.

El Revisionismo es una cruzada por la Verdad contra el Mito democrático, es la demostración de cómo se inventa ‘su’ verdad el Sistema, de como la impone, de cómo se construye con propaganda, dinero, presiones, prensa, leyes y represión aquello que George Orwell ya profetizó: la reescritura de la historia por el Poder del Dinero y la Finanza.

Cuando se conoce el inmenso poder de esta fuerza financiera, se respeta más el valor de los pocos que se atreven a luchar contra ello, sin medios, dando la cara.

Muchos militantes políticos temen el tratar este tema, muchos grupos no quieren ni oír hablar de ello. Es un tema tabú y maldito. Los mismos que piden libertad para todo, en este tema apoyan el silencio o incluso la represión.

Sin embargo hay que evitar un problema que podría comportar esta declaración de inconstitucionalidad sobre la ley española que prohibía el libre estudio de la Historia en España. Y este peligro es que los NS creyeran que el revisionismo es ‘nuestra lucha’, que es algo importante y esencial en nuestras ideas o valores. No es así: el NS se basa en muchísimas cosas más importantes que el tema histórico, nada sería más lamentable que fijar nuestras fuerzas en este tema mientras dejamos sin exponer las bases del socialismo, de la identidad, del arte, de la cultura, de los valores éticos, del respeto a la Naturaleza, de la desigualdad natural, del amor a los animales, de la lucha contra el Capital, en fin de todo lo que es realmente nuestra cosmovisión del mundo.

Aun así hay que dar la importancia que tiene al tema revisionista… y es preciso explicar porqué. Parece que cuando estamos centrados en promover una lucha actual y no basada en el pasado, que acepta la necesidad de un combate contra el Sistema global, no sectario ni centrado en los años 1930, deberíamos precisamente ser menos constante en esa lucha revisionista que nos lleva una y otra vez a los temas de hace 70 años, y que nos aleja de ‘lo presentable’, cayendo una vez más en el ‘tótem y tabú’ de Auschwitz. Cualquier intento de hablar de los temas actuales, de atacar a la Finanza y promover nuestra visión del Mundo, chocan con el muro de lamentaciones y la imposibilidad de entrar en diálogo debido a ‘Auschwitz’.

Es completamente cierto, nosotros no propugnamos que las revistas NS de lucha política se centren, ni siquiera asomen, a ese mundo del revisionismo, pues poco ganarán y mucho perderán en su acercamiento al pueblo.

Y lo más duro de oír: No creo que lo importante del revisionismo sea tratar de convencer a la gente de que el mito creado por la prensa sobre Auschwitz y el llamado Holocausto son falsos. No es este el objetivo esencial ni lo que más importa, por más que a veces lo parezca.

NO, el Revisionismo centrado en el pretendido genocidio NS sobre los judíos debe mantenerse por tres aspectos fundamentales:

1- El llamado Holocausto es sin duda el mayor montaje de mentiras y falsificaciones montadas jamás en toda la Historia. Es tan tremendo el montaje, ha sido tan brutal el cúmulo de poderes que han apoyado e impuesto una enorme mentira global, que abarca desde los años 20 al 47, que es difícil encontrar un ejemplo mejor de como se puede mentir y falsificar todo en base al poder del dinero.

Los propios camaradas se sienten indignados al ver la desfachatez y las mentiras flagrantes en las que ha caído el Sistema, de forma que pueden estar ‘vacunados’ de esta forma a las demás mentiras menos visibles y más sofisticadas.

Mucha gente no se cree que todo lo que diga la prensa es mentira, no puede imaginarse el grado de mentira, de campañas de mentalización, de imposición de la mentalidad del Sistema, que se vierte en TV y prensa. La gente no puede creer que realmente exista esa Mentira Global, esa desfachatez programada y absoluta. Y una de las formas de que lo empiecen a ver es que se den cuenta de que la ‘MAYOR VERDAD’, la Verdad de Fé absoluta, el llamado Holocausto, Verdad que parece ser la base de todo, que TODOS, desde el Papa hasta el mongol, creen a pies juntillas, motivo de todo tipo de monumentos, pagos, cines, teatros, discursos y actos, ese monumento de ‘realidad’ que el Sistema llama Genocidio nacionalsocialista contra los judíos, es una puñetera mentira, programada sistemáticamente desde 1945, y sin la más mínima base científica. Y hacerlo de forma que se vea la ‘voluntad de mentir’, o sea, de forma clara y no apologética, reconociendo los hechos que realmente pasaron, lamentando lo que haya que lamentar, pues a una Mentira global no debemos oponerle otra mentira sino la Verdad sincera.

Si logramos siquiera dejar dudas, podremos mejor exponer la realidad más interesante, la que importa transmitir a una sociedad drogada por la propaganda de masas: que TODO el sistema es una mentira, que todo lo que ven por TV y prensa, TODO, incluido el fútbol, está programado y meditado por los poderes económicos para apoyar al Sistema, al Dinero y la mentalidad corrupta del liberalismo.

2- El revisionismo debe enseñar así mismo a distinguir a los NS, entre el llamado Holocausto y la Realidad Concentracionaria. O sea, a saber entender que si bien el Genocidio tal como indica la propagada sionista no existió, ni fue planeado, ni deseado, ni se buscó jamás, sí es cierto que hubo campos de concentración y problemas graves de salud, muertes masivas de inocentes, asesinatos y malos tratos. No hay que escatimar críticas en los propios errores, justificar lo posible pero aceptar lo injustificable, lamentar las muertes masivas de enfermos, las deportaciones de niños y ancianos que no estaban en edad militar, aborrecer los malos tratos (por más comprensibles que pudieran parecer en plena guerra terrorista de los bombardeos aliados), aceptar que algunos mandos asesinaron a judíos solo por serlo, en una palabra, el revisionismo nos debe vacunar CONTRA la APOLOGÍA.

Podemos exponer las razones que entonces llevaron a esos problemas, explicaciones, no ‘justificaciones’ (no hacer justo lo que pasó) de aislar a enemigos potenciales, declarados en guerra contra el Reich, pero hay que comprender que el hecho concentracionario masivo, ampliado a niños y personas inofensivas, debía ser tratado con sumo cuidado, y en modo alguno puede justificarse sin una ‘mea culpa’. El que los americanos hicieran lo mismo con los ciudadanos americanos de origen racial japonés que había en USA, y los comunistas cosas mucho peores con cristianos y alemanes inocentes, no justifica que los nacionalsocialistas también cometieran ese error. El error fue intentar arreglar la creación de un territorio judío extra europeo antes de ganar la guerra, de forma que no se comprendieron los graves problemas de un sistema concentracionario inmenso en caso de perderla.

El revisionismo es una magnífica medicina contra la Mentira del Sistema y contra una Apología barata de los propios nacionalsocialistas.

3- El Revisionismo nos descubre además un mundo que la gente no conoce: las leyes represivas inauditas que una democracia saca cuando peligra en algo el poder del Dinero, de Sión, de los que mandan de verdad, la Finanza.

La gente vive creyendo que en la democracia hay Libertad, y que la Constitución, los Derechos Humanos, las asociaciones en defensa de la libertad, defienden al perseguido por sus ideas, la gente cree que los Salomon Rushdi del mundo son defendidos por sus democracias, que están a salvo de las arbitrariedades del Estado liberal gracias al estado de Derecho. Que las leyes penales quieren ‘rehabilitar’, y que ya no hay la brutalidad de antaño.

Todo esa nube de bellas palabras y fraseología liberal es una farsa basada en una idea clara de la democracia: Hay que reprimir brutalmente a los que combaten al sistema, y dejar libertad total a cualquier otra cosa, por más corrompida que sea, mientras no sea peligrosa para la existencia del poder del dinero.

O sea, hay libertad de hacer lo que se quiera mientras no se ponga en peligro al Dinero, al montaje económico y financiero y a la mentalidad del Sistema.

Pero sin duda el Revisionismo descubre las MAS BRUTALES leyes represivas de la democracia, leyes que no conoce la gente, leyes que serían inconcebibles aplicadas a otro tema distinto del nacionalsocialismo. SOLO el Nacional Socialismo pone de manifiesto la brutalidad liberal. Hess por ejemplo, un preso de más de 80 años, con casi 50 en prisión, en una prisión solitaria, sin salidas de ningún tipo, incomunicado siempre, sin dejarle hablar casi ni con su hijo, esto es UNICO, ni el criminal más salvaje, la bestia sádica que matase a 50 niñas pequeñas violándolas una tras otra y cortándolas en pedazos después, sería tratado así al cabo de 40 años de prisión.

Casos como el de Küssel, condenado a 10 años sólo por llamarse nacionalsocialistas, nada más. ¡Leyes que prohíben dudar de que Katyn lo hayan hecho los nacionalsocialistas!, leyes y más leyes, prisiones y multas millonarias por estudiar una ‘cámara de gas’….. el Nacional Socialismo tiene la mágica virtud de despertar a la bestia que domina al Sistema, una bestia hipócrita y con múltiples caretas en su vida normal, pero que ante el signo de la esvástica se descubre, sale a la luz, se le ve la cara. El Poder del Dinero que muestra semblante amable cuando explota y mata de hambre o de veneno químico a millones de seres, destruye el ecosistema mundial o multiplica por 100 la deuda de todos, pero todo eso lo hace con faz elegante y modales demoliberales, ese mismo Poder es como el Hombre Lobo: ante la esvástica no puede resistir su presión interna y saca al monstruo de horror, al sionista, a la crueldad milenaria y sádica del financiero explotador, para descargar todo su odio y su represión.

El revisionismo es al fin la lucha por la Verdad contra la Mentira, por eso, por ser el pico más alto de toda la Mentira, por ser el ejemplo paradigmático de un Sistema que algún día se llamara ‘Edad de la Hipocresía’, nosotros seguiremos con la lucha revisionista, al menos en círculo cerrado y entre nosotros.

La Bestia está ahí, oculta, y para verla basta enseñarle su tabú, sacar un momento siquiera el revisionismo, veremos entonces revolverse a los educados políticos liberales, a los pacifistas y los que propugnan la total libertad, se conmueven sus estructuras y se convierten en la Bestia prohibitiva y represiva que llevan dentro, siempre lista para combatir a los que pongan en peligro la base de su existencia. El Poder del Dinero.

CONCLUSIONES

No se trata de concluir que los alemanes fueron unos santos y que aquellos años de guerra fueron un juego de niños buenos. La gran conclusión es que la guerra es siempre lamentable, inhumana y trágica. Que en una guerra siempre hay injusticias y dramas. Que todos sufrieron mucho, los judíos, los franceses, los alemanes y los rusos, todos.

La Deportación fue un drama, la de judíos durante la guerra y la de millones de alemanes después de la guerra, la de japoneses en USA o la de chechenos en la URSS, la de croatas por Tito, la de alemanes e incluso ingleses pro-nacionalsocialistas en la propia Inglaterra y la de ‘colaboracionistas’ franceses…

Pero que no es admisible creerse la propaganda de guerra aliada sobre que los ‘malísimos’ eran los alemanes y los demás víctimas inocentes.

El revisionismo demuestra que los alemanes actuaron dentro de las normas de la época, sin mayores culpas que los demás, y con menos saña que los hicieron los soviéticos. Y que la historia montada sobre el genocidio y su carácter satánico es algo inventado deliberadamente por los vencedores. No exime de culpa por la deportación y por los problemas de salud que en los campos existieron, ni por los casos de venganzas y odios que también hubo.

Hay que respetar el dolor de tantos judíos inocentes que murieron en campos mal cuidados en plena derrota, y/o por venganzas o malos tratos. Y hay que respetar el dolor de tantos alemanes que murieron en los campos aliados tras la guerra, de frío y hambre, palizas y violaciones.

De todo ello solo una conclusión hay que sacar: Piedad para las víctimas inocentes. Pero no mentir, no usar su dolor para montar una historieta falsa de buenos y malísimos, no violar la Historia con mentiras prefabricadas, ni deformar los hechos para sacar dinero en favor del movimiento político sionista.

Información adicional

Peso 220 g
Autor

B.R.

Paginas

142

Pasta

Blanda

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El revisionismo para gente normal”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *