Iberoamérica y la Alemania Nacionalsocialista

$270.00

Costo:
México 270 MXN
América 16 USD
Europa  15 €

Author: Otros
Categoría: Etiqueta: Product ID: 2525

Descripción

En esta obra, por medio de las composiciones de los hombres de Estado alemanes y de los expertos de desarme, que fueron escritas antes del fracaso de la Conferencia del Desarme de Ginebra, podrá formarse una idea clara de la colaboración positiva de la política alemana en la misma

Lo que quiere Alemania es el desarme y de ningún modo armamento. Alemania estará pronta a un entendimiento bajo la base de la igualdad de derechos.

Lo que deseamos lograr con esta publicación son dos cosas: servir a la amistad entre Alemania y el mundo ibero-americano y, en conexión con esto: exponer que sólo una Alemania, a la cual se le ha conferido la igualdad de derechos y que volvió a ganar con ella su honor y su libertad, está en condiciones de vivir y existir en provecho de todos los Estados y en especial también del mundo de habla española y portuguesa.

El principio de la igualdad de derechos entre los pueblos representa el núcleo del problema del desarme: Es preciso que no haya ningún pueblo ni ningún Estado al cual no se le reconozca la plena igualdad de derechos en la Sociedad de las Naciones.

El presente trabajo trata de expresar de un modo claro y objetivo la buena voluntad de Alemania de llegar a una justa solución en la cuestión del desarme y a un entendimiento con los vecinos suyos.

Sin embargo, la misma tiene todavía otro objeto. Este objeto descansa en la importancia que tienen en el mundo los Estados de habla española y portuguesa, así como en la viva participación de esos países en las grandes cuestiones de economía y política mundiales, y descansa también en sus viejas relaciones pacíficas y amistosas con Alemania. Queremos demostrar una vez más en un número de contribuciones sobre las pasadas y actuales relaciones espirituales, culturales y económicas entre los países de habla española y portuguesa y Alemania, los muchos lazos que unen un lado con otro y la abundancia de bienes de valor y fuerza civilizadora creada antes y después de los días de Alejandro von Humboldt por un mutuo y fecundante intercambio entre Ibero-América y Alemania.

Exponiendo al mundo ibero-americano, la tesis alemana de la igualdad de derechos, queremos expresar al mismo tiempo el deseo del pueblo alemán por un pacífico intercambio espiritual y económico basado en la libertad y en la igualdad de derechos.

Eminentes representantes diplomáticos y consulares de los Estados ibero-americanos en Alemania nos han dado su opinión contribuyendo a nuestra obra con artículos propios.

De este modo hemos creado un libro que corresponde a las estrechas relaciones amistosas que desde hace cientos de años han existido entre los países ibero-americanos y Alemania; el libro debe servir a la paz y a la amistad entre los pueblos.

OBSERVACIONES PRELIMINARES

La presente obra ya estaba concluida y cerca de publicarse cuando la política de Inglaterra y Francia en la Conferencia del Desarme causó los sucesos del 14 de Octubre y obligó a Alemania a dejar la conferencia. De esto resultó la necesidad de añadir a la obra los documentos más importantes que están en conexión con este acontecimiento.

Por ellos el lector podrá darse mejor cuenta del desarrollo de la reciente fase de la cuestión del desarme. Por medio de las composiciones de los hombres de Estado alemanes y de los expertos de desarme, que fueron escritas antes del 14 de Octubre, podrá formarse una idea clara de la colaboración positiva de la política alemana en la Conferencia del Desarme de Ginebra. Por esto es particularmente característica la memoria del jefe de la dele­gación alemana, embajador Nadolny. De eso resulta irrefutable­mente con qué actitud positiva la delegación alemana llegó en Octubre a Ginebra dispuesta a un entendimiento objetivo para tomar parte en la, como creía, última fase de la Conferencia que debía tener éxito. Si salió con otro resultado que el que la delegación alemana y con ella el Gobierno alemán habían intentado, fué porque las bases de negociaciones, que se habían concertado a fines de 1932 y en Primavera y Verano de 1933, es decir, la declaración de las cinco Potencias del 11 de Diciembre de 1932 y el proyecto Mac Donald, habían sido abandonadas por los otros contratistas, y Alemania se vió ante la prueba de desconocerle y de hacer prácticamente ineficaz la igualdad de derechos que le habían conferido formalmente.

Ningún lector objetivo de esta obra quedará sin ver clara y distintamente la cuestión de la responsabilidad del fracaso de la conferencia. En cuanto a dicha cuestión con toda tranquilidad se confiará Alemania en el fallo de la Historia.

*                 *

*

Los detalles del desarrollo de la reciente fase de la cuestión de desarme son los siguientes: Con fecha 14 de Octubre de 1933 el Gobierno del Reich declaró la salida de Alemania de la Liga de las Naciones por la situación humillante que Alemania ha expe­rimentado en la Conferencia del Desarme. Al mismo tiempo la representación alemana ha dejado la Conferencia del Desarme. Para dar a la Nación alemana la oportunidad de expresar su punto de vista en las cuestiones vitales del pueblo alemán el Presidente del Reich ha disuelto el Reichstag y las Dietas de los países. Las nuevas elecciones para el Reichstag han sido fijadas para el 12 de Noviembre de 1933.

Al mismo tiempo el Gobierno del Reich ha hecho una procla­mación que termina con una solemne pregunta que será sometida a elección por el público el día 12 de Noviembre para ofrecer al pueblo alemán la posibilidad de hacer una declaración histórica en el sentido de una unión incondicional con los principios de su Gobierno. No cabe duda que la gran mayoría del pueblo alemán expresa su conformidad con esa política.

La noche del 14 de Octubre Adolf Hitler apoyó detenida­mente en razones en un gran discurso radiotelefónico, el que también fué propagado en lenguas española y portuguesa, la salida de Alemania de las negociaciones de desarme y su retirada de la Liga de las Naciones.

El 16 de Octubre el Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. von Neurath, precisó otra vez el punto de vista alemán ante la prensa extranjera. Lo que quiere Alemania, acentuó, es el desarme y de ningún modo armamento. En cuanto al reproche de que el Gobierno perjudique la paz no habría nada que añadir al gran discurso de paz lleno de seriedad y del sentimiento de responsabi­lidad más profundos de Adolf Hitler. Alemania estará pronta a un entendimiento bajo la base de la igualdad de derechos.

*

Esta tesis de igualdad de derechos alemana es invariable e inmutable. Damos las más expresivas gracias a todos los colabora­dores de la presente obra por haber confirmado con su cooperación dicha tesis alemana. Asimismo agradecemos a los hombres de Estado alemanes y a los especialistas en la cuestión de desarme, a los representantes diplomáticos y consulares de Ibero-América — en esta ocasión deseamos poner de relieve que también el Secretario de Legación Nielsen — Reyes se ha hecho merecedor especial por la edición de esta obra — así como a todos los cono­cedores alemanes del mundo ibero-americano que nos han apoyado con sus composiciones.

Precisamente en el momento de la conclusión de esta obra se manifiesta de modo especial la necesidad de su publicación. Lo que deseábamos lograr — como dijimos ya en la introducción — fue­ron dos cosas: Queríamos servir a la amistad entre Alemania y el mundo ibero-americano y, en conexión, con esto: queríamos expo­ner que sólo una Alemania, a la cual se le ha conferido la igualdad de derechos y que volvió a ganar con ella su honor y su libertad, está en condiciones de vivir y existir en provecho de todos los Estados y en especial también del mundo de habla española y portuguesa. El gran pueblo alemán puede contribuir a la cultura y a la ciencia del mundo únicamente cuando no se continúe consi­derándole como pueblo de esclavos.

*               *

*

Por lo demás llamamos la atención sobre la proclamación del Gobierno, el discurso del Canciller del Reich y el del Ministro de Relaciones Exteriores que se encuentran al final de la presente obra.

Justamente en el mismo momento en que publicamos este libro nos llega el resultado del plebiscito del 12 de Noviembre de 1933, el que, como no podía ser de otra manera, fué un éxito triunfal para el Gobierno de Hitler. Los números son imponentes: 45 127969 personas tuvieron derecho a votar; de ellas votaron ver­daderamente 42 975 009 = 95,2% para el Reichstag, mientras quo en el plebiscito dieron su voto 43439046 = 96,3%. De ellos fueron 39 626 647 = 92,1% para el partido Nacional-socialista mientras que en el plebiscito 40 588 804 = 93,5% votaron con un SI. De ese modo se ha comprobado al mundo que el pueblo alemán profesa unánimemente la política exterior de su Gobierno, que desea la paz y la igualdad de derechos. Todas las naciones que aprecian la justicia y están a favor de Alemania — contando en primera línea a los pueblos ibero-americanos — reconocerán con gusto la exigencia alemana a la igualdad de derechos.

Berlin, 14 de Noviembre de 1933.

Los Editores

INTRODUCCIÓN

Sans désarmement la vie mondiale est impossible.

Alexandre Etienne Millerand, April 1920 en esa época Presidente de Ministros^ y Ministro del Exterior de Francia.

Dieu nous donne de voir яте grande et puissante Allemagne!

Jules Michelet (179811874), Autor de ,,Histoire de Frunce» y de „Hi-stoire de la Revolution française»».

La Revista para Política (Zeitschrift für Politik) ha publicado hasta ahora tres grandes números especiales sobre el problema del desarme, sobre todo de la eliminación de la desigualdad en los arma­mentos de los Estados militarmente desarmados, es decir, un número en lengua alemana, que apareció en marzo de 1932, poco tiempo después de la apertura de la Conferencia de Desarme y dos números en francés e inglés, publicados a principios de 1933. Los números inglés y francés sobre el desarme no representan una mera traduc­ción del número alemán, sino son en lo esencial nuevas obras adap­tadas al desarrollo que mientras tanto ha tomado la Conferencia. Las tres publicaciones han merecido muchísimos aplausos y en general pasan por las obras científicamente mejor fundadas de las que hayan sido escritas sobre esta materia. Numerosísimas disertaciones en los periódicos y revistas del mundo entero y centenares de cartas diri­gidas a la Redacción han puesto de manifiesto que las publicaciones despertaron un interés extraordinariamente grande también en el extranjero. Lo que más ha sido reconocido fué la objetividad así como la distancia de toda nota propagandista — hechos estos que dan a nuestra obra una nota puramente científica. —

En vista de la buena acogida que encontraron las tres obras se hacía sentir cada día más la necesidad de un número especial para Ibero-América. El principio de la igualdad de derechos entre los pueblos representa el núcleo del problema del desarme: Es preciso que no haya ningún pueblo ni ningún Estado al cual no se le reconozca la plena igualdad de derechos en la Sociedad de las Naciones. Sin duda en este principio se funda también la Liga de las Naciones. En la teoría todos los miembros de la Liga de las Na­ciones tienen los mismos derechos, prueba de lo cual es, que cada miembro no tiene más que una sola voz; o voto en la Junta de la Liga. Por lo tanto, el problema del desarme así como el problema de la igualdad de derechos respeta no solamente a Europa sino a todos los pueblos civilizados. Para Alemania significa su solución, después de todo, una cuestión de vida o muerte. Sin embargo, según el preámbulo de la parte V del Tratado de Versalles así como de acuerdo con el artículo 8 del pacto de la Liga de las Naciones. Alemania también tiene derecho para pedir que pronto se ponga fin a la discriminación en contra de ella en el terreno de la defensa nacional. A todo el mundo civilizado le toca llegar a una decisión, si queremos que el gran mundo ibero-americano, con sus más de 100 millones de habitantes, se forme una opinión; tenemos también que darle la ocasión de conocer el concepto alemán sobre el pro­blema del desarme. Es el objeto que tiene el presente número especial ibero-americano; dicho número trata de expresar de un modo claro y objetivo la buena voluntad de Alemania de llegar a una justa solución en la cuestión del desarme y a un entendi­miento con los vecinos suyos; con esto sirve al mismo tiempo a la paz del mundo y a la solución de la crisis mundial, un asunto que interesa de igual modo a todos los pueblos civilizados.

Sin embargo, la presente obra tiene todavía otro objeto. Este objeto descansa en la importancia que tienen en el mundo los Esta­dos de habla española y portuguesa, así como en la viva partici­pación de esos países en las grandes cuestiones de economía y política mundiales, y descansa también en sus viejas relaciones pacíficas y amistosas con Alemania. Queremos demostrar una vez más en un número de contribuciones sobre las pasadas y actuales relaciones espirituales, culturales y económicas entre los países de habla española y portuguesa y Alemania, los muchos lazos que unen un lado con otro y la abundancia de bienes de valor y fuerza civili­zadora creada antes y después de los días de Alejandro von Humboldt por un mutuo y fecundante intercambio entre Ibero-América y Alemania. Estamos convencidos de que estas relaciones pueden ensancharse todavía más y que los dos grandes círculos culturales encontrarán un contacto más íntimo aún, también en las cuestiones éticas y políticas de primer orden tan pronto como el conocimiento de las grandes correlaciones entre los pueblos sea propiedad común de todos los hombres. Exponiendo al mundo ibero-americano, mediante el presente número especial, la tesis alemana de la igual­dad de derechos, cuya tesis hasta ahora no ha sido cumplida, quere­mos expresar al mismo tiempo el deseo del pueblo alemán por un pacífico intercambio espiritual y económico basado en la libertad y en la igualdad de derechos.

Hemos rogado a un gran número de prominentes conocedores de las pasadas y actuales relaciones económicas y culturales entre los países ibero-americanos y Alemania para que nos atestigüen esta colaboración de los países en todos los ramos. Indicamos con el mayor placer, que también varios eminentes representantes diplo­máticos y consulares de los Estados ibero-americanos en Alemania nos han dado su opinión contribuyendo a nuestra obra con artículos propios. Entre ellos también se encuentra el Cónsul General del Brasil, quedando así con grata satisfacción nuestra, representado también en está obra el idioma portugués juntamente con el español. De este modo hemos creado un libro que corresponde a las estrechas relaciones amistosas que desde hace cientos de años han existido entre los países ibero-americanos y Alemania; el libro debe servir a la paz y a la amistad entre los pueblos. No dudamos de que estas intenciones serán muy bien comprendidas en Ibero-Amé­rica y esperamos, por tanto, que nuestro número especial encuentre buena acogida y animado eco.

Saudamos tambem especialmente aos países de lingua portuguesa: Portugal e Brasil, com os seus 40 mifíwes de habitantes e o sen i-menso territorio, quasi ao de urna das cinco partes do mundo. A importancia do idioma portugués será ainda mador se tomamos em consideralo que Portugal possue na Africa urna serie de colonias valiosas. A Alemanka quer manter relaçôes de amizade, tanto com o mundo espanhol como com o portugés, maniendo sempre, e cada vez mais estreitas, as suas relaçôes — política, cultural e econòmica — com todos os países ibero-americanos.

Información adicional

Peso 570 g
Autor

Otros

Paginas

317

Pasta

Blanda

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Iberoamérica y la Alemania Nacionalsocialista”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *